by ZAnnA

November 24, 2018

July 27, 2018

April 14, 2018

February 18, 2018

December 29, 2017

Please reload

Entradas recientes

Sobre mi

January 27, 2017

1/1
Please reload

Entradas destacadas

Destete: Cuando todo termina.

23/12/2017

 

Muy buenas bonit@s!

 

Después de la encuesta de instagram, de que queríais un post personal, me he lanzado y hoy os hablare de nuestro destete. Un tema del cual tenia ganas de hablar, pero me constaba mucho porque de cierto modo no había superado, pero aquí va...

 

Pues bien, os pongo en situación, D tan solo nacer se agarro al pecho perfectamente, pero después de 3 horas de piel con piel, se la llevaron para lavarla  y vestir, pues bien, volvió y me dijeron que la pusiera al pecho, pero yo no era capaz, era como si un cactus viniera hacia mi. Tuve un momento de frustre, donde sinceramente me sentí como una mierda! Pues tenia que darle el pecho a mi pequeña pero me dolía, tenia grietas y herida, y no era capaz de poder darle el pecho. 

 

 

 

 

 

Después de encontrarme con una enfermera que me dijo que dar el pecho tenia que doler, con otra que me dijo que fuéramos a la farmacia a por leche en polvo y un biberón, encontré a mi ángel de la guarda, una enfermera que me ofreció unas pezoneras, cosa que nunca había oído, me las puse y pude darle el pecho perfectamente, al menos sin tanto dolor.

 

 

 

 

El primer mes de lactancia fue horroroso para mi, por mucho que llevara las pezoneras, me dolía horrores cada vez que D se agarraba al pecho, y parecía que eso nunca iba a pasar, fui a un grupo de lactancia donde la enfermera me decía que eso de las pezoneras era perjudicial para D, que le podía provocar cólicos y que si se acostumbraba a ellas, no querría luego sin, pero todo eso no paso! poco a poco pude deshacerme de las pezoneras y D se agarro perfectamente sin ellas, y NUNCA tuvo ningún cólico.

 

Así que después del primer mes, pudimos empezar a disfrutar de la lactancia materna, que era una gran desconocida para mi hasta ese momento.

Los siguientes meses fueron muy intensos, D era muy dependiente, la tenia todo el día pegada al pecho, no tocaba la cuna para nada, solo quería teta, así que mi vida se limitaba a estar 24 horas con la teta fuera y ella pegada a mi, algo que en muchos momentos me encantaba porque era nuestro momento, nuestra unión después del cordón umbilical, pero otra veces me frustraba porque me sentía que solo servia para eso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A los 3 meses D empezó a ser menos dependiente y podía pasar 1 o 2 horas sin estar pegada, fue algo que me dio libertad para poder ducharme tranquila, comer, relajarme...

Ya le teníamos el truco pillado, aunque la teta era alimento y chupete, empezábamos a estar más relajadas, los siguientes 6 meses fueron perfectos, llego un momento que era ella la que me

 

decía con golpes en el pecho que quería teta, y nos empezábamos a entender, pero llegaron los 8 meses, y D me pedía menos el pecho, la verdad es que no le daba importancia, ya que comía tan bien los sólidos que solo me pedía teta para dormir o relajarse.

 

Pero llegaron los 9 meses, y de golpe me di cuenta que como mucho me pedía teta 1 o 2 veces al día, y que le ofrecía pero ella no quería, empece a sentirme mal, a echarme la culpa de que yo hacia algo mal porque ella no quería, pero me di cuenta de que ella empezaba a decidir lo que quería y lo que no, que el chupete le funcionaba bien para relajarse y que la comida le saciaba mas que yo, así que sin comerlo ni beberlo me di cuenta de que la teta ya no era su prioridad, y que ella sola se había destetado.

 

 

 

Ese fue uno de los peores momentos de mi lactancia, supongo que fue porque lo decidió ella y no yo.

Se que muchas pensareis que mejor lo decidiera ella, y si estoy de acuerdo, pero yo NO estaba preparada.

Yo aun tenia un bebe, y veía como otras madres seguían dando pecho y yo no porque D no quería, y eso me frustro, me hizo volver a pensar que hacia algo mal, y a fustigarme.

Hasta que entendí que todo tiene su proceso y tiempo y que eso había terminado y que mi pequeña era capaz de decidir lo que le beneficiaba o no, y aunque fue muy duro ver como mi idea se rompía, ya que yo tenia en mente darle teta hasta la saciedad, que me daba igual la edad que tuviera y las criticas sociales, pero se rompió todo y todo termino.

 

Hoy en día puedo decir que lo he superado, y que estoy súper orgullosa de haberle dado el pecho todo el tiempo que ella quiso, y que no cambiaría nada de ese proceso por duro que fue.

 

Así que si sois mamis y dais el pecho, no tengáis prisa, ellos deciden, y si lo decidís vosotras también estará bien pues lo que hace una madre por su hijo o por ella misma siempre estará bien si es algo que queréis hacer. No dejéis que nadie os diga lo que tenéis que hacer es uno mismo el que tiene que decidir y lo que decida estará bien.

 

Porque dar teta o biberón no te hace mejor ni peor, simplemente son opciones!

 

Espero no os haya aburrido mucho con mi experiencia, a mi me ha costado hablar de esto, pero todo se supera y pasa ;)

 

Como anécdota graciosa, os diré que hoy en día cuando D me ve desnuda me mira y toca el pecho y se ríe, así que de cierto modo se que se acuerda de nuestros momentos, pero que ya no lo necesita para seguir evolucionando.

 

 

Gracias por leerme y hacer que mi inspiración crezca con vosotros.

 

A.

 

 

 

Share on Facebook
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags